Cómo afecta el cambio climático la salud humana

Salud Cambio Climático

Un informe presentado por eSalud, establece el aumento de los riesgos para la salud, como consecuencia del cambio climático. Se espera que la resiliencia climática impulsada por organismos tanto gubernamentales como organizaciones ambientalistas, ayude a disminuir los problemas de salud, que ya afectan a las poblaciones más vulnerables.

Cambio climático: la importancia de tomar conciencia y accionar

El cambio climático reflejado en las películas más espectaculares de Hollywood ya es una realidad. Los glaciares se reducen a una velocidad impresionante, especies de plantas y animales que ya han desaparecido y miles más en peligro de extinción, catástrofes naturales como terremotos e inundaciones, entre otros, son los síntomas de un planeta enfermo y herido mortalmente por causas humanas.

Y la naturaleza pasa factura a la insaciable depredación del hombre.

El Observatorio de Salud y Cambio Climático, dependiente del ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, comparte junto con la ONU, Organización MUndial de las Naciones Unidas, cinco ideas principales:

  • Ciertos grupos humanos son más vulnerables a las consecuencias del cambio climático
  • En esto influyen factores como la edad, en el caso de niños y ancianos, la marginación social y condiciones de salud, como el SIDA.
  • Proliferación de las enfermedades infecciosas relacionadas con el agua
  • Una de las máximas preocupaciones de los países en desarrollo es el aumento de las enfermedades diarreicas, producto de la contaminación del agua y de la falta de agua potable, que denota notablemente la dispersión geográfica. Así mismo se advierte el aumento de las sequías y de las olas de calor, con temperaturas extremas. Por ejemplo, si la capa de hielo en Quelccaya, Perú, continúa derritiéndose al ritmo actual, para el 2100 habrá desaparecido definitivamente, afectando la vida de miles de personas.
  • Ampliación geográfica de enfermedades como la malaria y el dengue
  •  Cada año se registran entre trescientos cincuenta y quinientos millones de casos de malaria en todo el mundo. Más de un millón de esas personas mueren a causa de la enfermedad, y la mayoría de ellas son niños. El cambio climático, con temperaturas más elevadas, hace que la proliferación del mosquito anopheles sea mayor, incluso en zonas donde antes era impensable la aparición de casos de malaria.
  • Aumento de las enfermedades cardiovasculares
  •  Se estima que anualmente 22 millones de personas son trasladadas de sus hogares como consecuencia de desastres naturales, como las inundaciones, los terremotos y los huracanes. Esto produce depresión y estrés, lo que influye directamente en las enfermedades cardiovasculares. Al mismo tiempo, las temperaturas extremas  hacen que las condiciones de trabajo seas insoportables, comprometiendo la salud de los trabajadores.
  • Incremento del hambre y la desnutrición infantil
  • Como consecuencia de las sequías y las inundaciones extraordinarias, las cosechas se ven afectadas, con consecuencias graves para la seguridad alimentaria.

Para el futuro se espera que los gobiernos de los países desarrollados, asuman el compromiso de evaluar las implicancias del cambio climático con respecto a las poblaciones más vulnerables, impulsen estrategias para la utilización de energías renovables, como la energía solar y la eólica e instrumenten medidas sanitarias que estén a la altura de los tiempos que corren.

El tiempo se agota para reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero y el aumento del nivel del mar contamina las fuentes de agua dulce que a su vez retrasa el crecimiento de los cultivos.

El planeta pasa factura y es hora de tomar medidas urgentes.

Los cambios climáticos afectarán a cada una de las poblaciones del mundo, pero algunas de ellas enfrentarán peligros mayores, como por ejemplo, Egipto y China, que deberán trasladar poblaciones enteras hacia el interior del territorio, para evitar la devastación.

Finalmente, dependerá de la capacidad de las personas para adaptarse a los cambios y del grado de compromiso para disminuir el impacto ambiental en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *