Atlas de la desigualdad

atlas desigualdad

El Atlas de la Desigualdad es un proyecto del grupo Human Dynamics en el MIT Media Lab y el Departamento de Matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid, liderado por el investigador español Esteban Moro.

 


Es parte de una iniciativa más amplia para comprender el comportamiento humano en nuestras ciudades y cómo los problemas a gran escala como el transporte, la vivienda, la segregación o la desigualdad dependen en parte de los patrones emergentes de las oportunidades y opciones individuales de las personas.

Los investigadores del MIT Media Lab han creado el Atlas de la desigualdad  para investigar  tales cuestiones. El mapa interactivo del área metropolitana de Boston (tambien se ha realizado de otras ciudades Nueva York, San Francisco, Los Angeles o Miami, entre otras) ofrece una instantánea de la homogeneidad o diversidad de ingresos entre las personas que visitan miles de destinos locales.

Los datos iniciales para determinar el nivel de renta y comportamiento fueron cedidos por el programa Data for good de la empresa Cuebiq, obtenida de dispositivos digitales (como teléfonos celulares y tabletas) de 150,000 fuentes anónimas entre 2016 y 2017. .

La desigualdad de ingresos y la  segregación de ingresos a  menudo se discuten en términos de los vecindarios en los que vive la gente. Aquí, la atención se centra en identificar dónde se encuentran o no las personas de diferentes ingresos cuando se desplazan por la ciudad para trabajar, comer, hacer recados. , o empaparse de las artes y la cultura.

La segregación está perjudicando a nuestras sociedades y especialmente a nuestras ciudades. Pero la desigualdad económica no se limita a los barrios. Los restaurantes, tiendas y otros lugares que visitamos en las ciudades son desiguales a su manera. 

Esteban Moro desmiente que la segregación económica viene determinada por el lugar de residencia. Según el investigador la distribución de perfiles diferentes está condicionada en un 50% por nuestras acciones diarias. Es decir, que gran parte de la segregación está embebida en nuestro comportamiento. “Es una buena noticia porque significa que se puede cambiar”, afirma Moro.

Como concluye el investigador principal en la revista Citylab la «Tal vez la segregación no se trata solo de donde vives, sino de lo que haces».

Más información sobre el Atlas de la desigualdad

Ver Atlas de la desigualdad

Fuente: https://www.media.mit.edu, https://www.citylab.com/

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *