Acciones para compensar el impacto del turismo en la ciudad Condal #Barcelona

Barcelona Ciudad Condal Turismo

Los ingresos provenientes del impuesto de estancias en establecimientos turísticos (IEET), que redunden en beneficio directo de los barceloneses, servirán para reforzar el servicio de la red de bus en verano, además de diversas actividades de dinamización y concienciación a las plazas de Gracia y mejoras en la accesibilidad al Parque Natural de la Sierra de Collserola.

Las diferentes acciones se enmarcan en el Plan Estratégico de Turismo 2020, que entre otros objetivos plantea compensar los efectos de la elevada afluencia de visitantes en la ciudad e impulsar un turismo sostenible, responsable y de calidad. “La tasa turística debe tener un beneficio para la ciudadanía, para compensar los usos y el impacto que el turismo tiene en la ciudad”, afirma el concejal de Empleo, Empresa y Turismo, Agustí Colom.

Por primera vez la recaudación de esta tasa se destina a mejorar la red local de transporte de la ciudad, con el refuerzo del servicio de bus durante los meses de verano en todas las líneas del centro de la ciudad y de las playas. El refuerzo ha empezado este mes de abril en la Barceloneta con la ampliación del servicio de las líneas D20, 59 y V15 mediante nuevos vehículos articulados.

La inversión prevista por el Plan de Plazas de Gràcia se centrará en cubrir el coste de las actividades de dinamización que se llevarán a cabo en verano y por Navidad en las plazas del Sol, de la Revolució, de la Vila de Gràcia, del Diamant y de la Virreina, y en reforzar el mantenimiento y la limpieza del espacio público, más necesarios durante los meses de verano a causa del uso masivo que hacen de él los vecinos y los visitantes.

Finalmente, los ingresos procedentes de la tasa turística servirán también para financiar una serie de medidas para mejorar el acceso al Parque Natural de la Sierra de Collserola y potenciar el conocimiento de su riqueza patrimonial. Así, se activará el anteproyecto de arreglo de los accesos al parque, además de editar el libro de fotografías nocturnas Estels i ermites de Collserola, que explica la historia de la zona a través de su arquitectura religiosa y de la astronomía, y de reeditar el mapa del territorio del Parque de Collserola, que incluye detalladas referencias al patrimonio de la ciudad.

Fuente: ajuntament.barcelona.cat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *